El gerente de la Posada de José María ‘El Tempranillo’, galardonado por su “constancia empresarial”

Cuatro décadas de incansable trabajo en la hostelería que le han convertido en un referente del sector en la comarca de Antequera. Una trayectoria, la de Francisco Padilla, y una “constancia en su labor comercial y empresarial” en Alameda que ACETA, la Asociación del Comercio, Empresa y Turismo de esta localidad, le ha querido reconocer este año con su XI Galardón.

“Son 40 años de esfuerzo, de tesón, de estar ahí pasando muchas horas en el trabajo… por eso mi satisfacción por este galardón. Es un honor haberlo recibido este año”, asegura a Clave Económica el empresario, gerente Hotel-Restaurante Posada de José María ‘El Tempranillo’.

Él es uno de los impulsores de este reconocimiento hace ya más de una década, cuando comenzaba a andar igualmente la entidad. La idea era contar con órgano donde el empresariado lameato se viera representado y poner medidas en común para la mejora del sector. Unos objetivos que el propio Padilla comprobó en su momento como miembro del antiguo Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) de Antequera, en tanto empresario de la comarca. Y dado su activismo asociativo -ha formado parte de entidades deportivas, socioculturales y del Grupo de Acción y Desarrollo Local Comarca de Antequera- decidió que sería buena idea fundar ACETA, que presidió durante 8 años.

Con esta entidad se pretende igualmente visibilizar los esfuerzos del empresariado y por eso se crearon este galardón, del que Padilla es el último protagonista. “También hay que reconocer a la gente que está en los pueblos trabajando con sus empresas. Hay gente que se merece esto por todos los años que llevan siendo emprendedores y creando empleo”, asegura.

Francisco Padilla, junto a su familia, durante el acto de entrega del XI Galardón Alameda de Comercio, Empresa y Turismo que concede ACETA

El Museo del Campo acogía el pasado 13 de diciembre la entrega del XI Galardón Alameda de Comercio, Empresa y Turismo. Un acto “muy ameno” donde “todo salió perfecto”, como reconoce el propio Padilla, que estuvo rodeado de su familia y amigos, y donde no faltaron los recuerdos a sus diversos proyectos empresariales de las últimas cuatro décadas.

El que encabeza en la actualidad -que ofrece una gastronomía basada en el estilo andaluz más tradicional y cuenta con 34 habitaciones- tiene un nombre que recuerda aquel célebre bandolero que falleció en Alameda en 1833, y que es todo un emblema de la zona. Así lo demuestra la Ruta del Tempranillo y las actividades socioculturales con las tratan de seguir impulsando el turismo y la economía en esta localidad.

Hotel Posada El Tempranillo

http://www.posadaeltempranillo.es/