Accor avanza en su compromiso por promover una alimentación sana y sostenible en sus hoteles

  • El grupo refuerza sus nueve compromisos para impulsar una alimentación responsable, entre ellos, ampliar la oferta de productos orgánicos y trabajar con proveedores comprometidos con el bienestar animal
  • La lucha contra el desperdicio de alimentos se sitúa como una prioridad para la compañía, con el objetivo de lograr una reducción del 30 % para 2021

El fomento de una alimentación saludable y la reducción del desperdicio de alimentos se encuentran entre las problemáticas más apremiantes del mundo actual. En los países desarrollados, uno de cada dos adultos y casi uno de cada seis niños tienen sobrepeso o son obesos. A nivel mundial, se desperdicia más del 30 % de los alimentos, aunque una de cada siete personas padece desnutrición. Se estima que en España se desperdician anualmente más de 7 millones de toneladas de alimentos. Los modelos de producción también son factores agravantes, no solo del desperdicio de alimentos, sino del cambio climático y la calidad de los productos.

Consciente de que el modelo alimentario actual no es sostenible y teniendo en cuenta su actividad en el ámbito de la restauración, con 10.000 restaurantes en todo el mundo y 200 millones de comidas servidas, el grupo Accor, líder mundial en hotelería, promueve una alimentación de calidad, sana y participa en la transformación del modelo agrícola.

En el marco de su programa de Responsabilidad Social Corporativa, Planet 21-Acting Here, el grupo ha adoptado nueve compromisos que buscan contribuir positivamente para impulsar una alimentación saludable y la sostenibilidad del planeta.

Nueve compromisos de Accor por una alimentación sana y sostenible:

  1. Reducir el desperdicio de alimentos en un 30 %, poniendo en práctica programas para disminuir de forma significativa el desperdicio y dar a los productos una segunda vida. El grupo trabaja en un proyecto 360º en el que incluye diferentes acciones, entre ellas, Second Life, en la que de forma creativa e innovadora se ponen en valor los productos que han superado el primer ciclo de ventas.
  2. Dar prioridad a los proveedores locales y a los productos de temporada, poniendo a disposición al menos 10 productos regionales y asegurando que ¾ de las frutas o verduras sean de temporada. Los hoteles Accor trabajan con un calendario de frutas de temporada y brindan a los clientes la mejor fruta en el mejor momento.
  3. Ampliar la oferta de productos orgánicos y apoyar la agroecología, proponiendo al menos dos productos orgánicos para el almuerzo, la cena y el desayuno (cereales y frutas, por ejemplo), preferiblemente no importados, o introduciendo productos agroecológicos certificados. Dentro de este programa, los hoteles Mercure cuentan con el sello Discover Local, que anteponen los productos locales en su oferta.
  4. Favorecer la elección de proveedores comprometidos con el bienestar animal, ofreciendo exclusivamente huevos (con cáscara y ovoproductos) de gallinas criadas al aire libre o fuera de la jaula*, y trabajar con los proveedores para integrar gradualmente los criterios de bienestar de los animales. Los huevos utilizados en los hoteles son de gallinas camperas y se prioriza la presencia de carnes con certificado de bienestar animal.
  5. Prohibir las especies de peces amenazadas* y promover la pesca responsable. En los menús se introducen alternativas, como peces salvajes, mediante prácticas responsables (certificación MSC o ASC), si la oferta está disponible.
  6. Eliminar los plásticos desechables, suministrando, si es necesario, pajitas ecológicas y utilizando alternativas al plástico, siempre que estén disponibles (envases de comida para llevar, envases individuales de desayuno, cápsulas de café, botellas de agua, entre otros).
  7. Eliminar aditivos controvertidos y limitar grasas y azúcares**, así como también evitar el aceite de palma o garantizar que el que se utiliza sea sostenible (con certificación RSPO, Rainforest Alliance u otras certificaciones biológicas).
  8. Apostar por el café o té responsable (con certificación Rainforest, Fair Trade, Organic o WFTO, entre otros). El café y el té del desayuno servidos en los bares están certificados.
  9. Responder a las distintas necesidades alimentarias, integrando una oferta vegetariana en los menús y respondiendo a dietas específicas (sin gluten, etc.).

Según Javier Bello, F&B Manager de Accor en España y Portugal: “La misión actual de nuestros restaurantes es trabajar para que el cliente tenga la oferta más saludable, equilibrada y sostenible a su alcance. Estas nueve medidas suponen un esfuerzo económico que se ve compensado por una mejor aceptación de la oferta por parte de los clientes y en nuestro compromiso medioambiental. Los nuevos conceptos de F&B introducidos en España se basan en un diseño ecológico con opciones locales, de temporada y vegetarianas”.

La lucha contra el desperdicio de alimentos

Paralelamente, el grupo Accor ha definido la lucha contra el desperdicio de alimentos como una prioridad para 2021. Para finales del año que viene, prevé reducir un 30 % el desperdicio de alimentos, promoviendo iniciativas de sensibilización y acción entre clientes, empleados y público en general sobre la importancia de no desperdiciar alimentos.

En 2018, Accor puso en marcha una campaña para que los hoteles desarrollaran diferentes iniciativas con el objetivo de luchar contra el desperdicio de alimentos. Los hoteles tuvieron el reto de crear y compartir sus proyectos para reducir el despilfarro, actuando en tres niveles: apostando por la cocina responsable, promoviendo el trabajo conjunto entre empleados y clientes del hotel y reutilizando o donando productos. Un 42 % de los hoteles del grupo en España cuenta actualmente con un programa para minimizar el derroche de comida, lo que supone una reducción de 10 toneladas, de media por hotel al año.

Diseñar menús cero desperdicio, reemplazar platos por cuencos más pequeños para limitar el desperdicio u organizar cursos de cocina para los empleados para incentivar el uso de los alimentos son ejemplos de propuestas a nivel local, pero con un impacto real y a largo plazo que los hoteles ya están implementando.

El grupo aporta herramientas y soluciones a sus hoteles según su tipología: ofrece kits de soluciones adaptados a cada unidad donde, por ejemplo, grandes hoteles con un alto nivel de huéspedes, eventos y comidas servidas funcionan con tabletas Winnow que les ayudan a controlar el desperdicio de alimentos en sus cocinas. En los hoteles más pequeños, donde la oferta de F&B está más enfocada a los desayunos, se utiliza la aplicación Too Good to Go, mediante la cual logran dar salida a los excedentes de comida.

Desde el pasado mes de septiembre, Accor forma parte de “Marcas Waste Warrior”, una comunidad de empresas comprometidas contra el desperdicio de alimentos impulsada por Too Good To Go. La implicación de grandes compañías en uno de los grandes desafíos de la sociedad actual no solo contribuirá en la lucha contra el despilfarro de comida y sus consecuencias, sino que también dará más visibilidad a esta problemática y ayudará a concienciar a la sociedad.

*Lista detallada de seis especies de peces prohibidos: tiburón (excepto la lanza morada); raya (excepto raja clavata en Europa y rayas del Atlántico noroeste capturadas por pescadores en los Estados Unidos); atún rojo (Thunnusthynnus, T. orientalis), T.maccoyii), excepto Thunnusthynnus de la costa atlántica oriental o mediterránea, y con un peso superior a 25 kg; mero (Epinephelus spp); caviar de esturión salvaje (Acipenserspp.); anguila (Anguilla spp).

**Aditivos alimentarios controvertidos: edulcorantes E951 (aspartamo); colorantes azoicos E102, E104, E110, E122, E124, E129; glutamatos E620 a E625; antioxidantes E320, E321, E385; conservantes parabenos E214 y E219.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *