El 70% de los turistas internacionales se ha sentido seguro al visitar España

Aunque el turismo internacional ha caído hasta un 84% este verano respecto al pasado, los viajeros que han venido se han mostrado muy seguros en nuestro país. Y es que a pesar de las malas noticias en cuanto a nuevos brotes del COVID-19, la percepción que han tenido los turistas europeos ha sido bastante positiva.

Según una reciente encuesta del buscador de vuelos y hoteles Jetcost, siete de cada diez turistas que han venido a España se han sentido seguros, y no solo eso, un 38% de ellos, incluso más que en su propio país.

La compañía ha realizado esta encuesta a 1.500 de sus clientes europeos que al menos hubieran viajado durante cinco días a España durante este verano. Les preguntaba si se habían sentido seguros debido al coronavirus durante su estancia, a lo que un 71% de ellos contestó que sí. A todos los que contestaron de forma afirmativa se les preguntó si se habían sentido más seguros en sus vacaciones que en sus respectivos países, a lo que un 38% contestó también que sí.

Incluso un significativo 67% opinó que consideraban exageradas las medidas de cuarentena que algunos de los países europeos imponían a quienes regresaran desde España. A todos los encuestados se les pidió que dijeran si estaban conformes con las medidas de seguridad tomadas en los aviones, en los hoteles y en sus excursiones o estancias en la playa.

Room Mate Hotels adoptó medidas de seguridad desde el primer momento

Hoteles

Donde los turistas han encontrado más cambios para sus vacaciones ha sido en los hoteles. La inmensa mayoría (71%) estima que este año las condiciones de los alojamientos son mejores que en años anteriores. Una vez más, lo más destacado son las medidas higiénicas y de desinfección, tanto por dispensadores de gel hidroalcohólico como por personal haciendo limpieza y desinfectando.

Las quejas más frecuentes son la supresión y cierre de algunos servicios como piscinas y spas, gimnasios, o el que la mayoría de los hoteles no daban amenities. Como curiosidad, dos de cada diez encuestados se quejaron de que tenían que esperar demasiado rato el ascensor, aunque entendían que su uso debía ser individual o con las personas con las que iban.

Y los restaurantes…

En cuanto a los restaurantes de los hoteles, una gran mayoría (77%) ha echado de menos cómo eran antes los buffets. Y dependiendo del hotel en el que se han alojado unos estaban más contentos que otros. En los hoteles en los que se ha mantenido el buffet y se han implementando nuevas medidas, estas han sido las más destacadas:

  • Los comensales tenían que ponerse mascarilla en todo momento. menos cuando estaban sentados en la mesa para comer.
  • Los comensales se servían con guantes.
  • Las raciones ya estaban preparadas y eran individuales.
  • Había mamparas delante de los platos.
  • Los camareros servían con guantes y mascarillas.

Las mayores quejas han venido de los hoteles que no había buffet y se ha sustituido por un menú o una carta; los usuarios en muchos casos han opinado que la variedad de platos era escasa, teniendo que elegir todos los días entre los mismos platos. Por último, dependiendo de la edad del turista la tecnología ha gustado o no… un ejemplo es el que las cartas de los restaurantes tuvieran un código QR para leer el menú o los platos disponibles en sus dispositivos móviles.

A los más jóvenes les ha gustado y los más mayores preferían el sistema tradicional, esto es, coger una carta aplicándose antes y después gel hidroalcohólico.

Joven turista

Aeropuertos y vuelos

En lo que se refiere a medidas de seguridad sanitaria en los aeropuertos, la mayoría de los encuestados (81%) considera que su experiencia de vuelo ha sido buena. Los pasajeros estaban obligados a rellenar y firmar el Formulario de Control Sanitario (FCS) asociado a su viaje, y a mostrar a la llegada el código QR que recibían en el control sanitario del aeropuerto. Además, aunque la mayoría de los pasajeros no lo notó, supieron que habían pasado un control de temperatura a través de una cámara termográfica imperceptible para ellos.

Nueve de cada diez usuarios de Jetcost.es se mostraron satisfechos de la información que sobre el coronavirus había en los aeropuertos españoles, así como con la higiene y limpieza en general (78%) y de modo especial en los aseos (75%).

Los que utilizaron las salas Vips opinaron que funcionaban de manera eficaz (79%). Lo más valorado: el amplio surtido de opciones gastronómicas y bebidas y que lo sirvieran camareros en lugar de que cualquiera pudiera acceder a ellos, lo que más echaron de menos fue la falta de periódicos y revistas, aunque se ofrecía la posibilidad de descargarlos en ordenadores o móviles.

Respecto al vuelo, una gran mayoría (88%) los valoró positivamente, siendo los aspectos más destacados:

  • Todos los viajeros y el personal de a bordo mantuvieron las mascarillas durante todo el vuelo (96%).
  • No hubo servicio a bordo (87%).
  • Se mantuvo la distancia de seguridad en las colas de embarque y acceso al avión (66%).

Sin embargo también hubo algunos aspectos negativos, como:

  • Los pasajeros no esperaron en sus asientos cuando el avión ya había aterrizado a que su fila desembarcara (69%).
  • Pasajeros que se quitaron la mascarilla para comer lo que traían de casa (65%).
  • Para finalizar, un 75% cree que directamente debería prohibirse comer en el avión.

Playas y excursiones

Las últimas preguntas referidas al tiempo libre han dado resultados bastante favorables y también algunos negativos. Así, mientras el 82% estimaba que las condiciones de seguridad e higiene en las playas y al aire libre eran muy buenas, especialmente en las playas donde se mantenía la distancia de seguridad en las zonas de sombrillas.

También en paseos, excursiones y visitas al aire libre los grupos han sido reducidos y el uso de mascarilla e higiene generalizado, tal y como reconoce un 87% de los encuestados. Los aspectos más negativos es que un 78% de los turistas no ha podido hacer las excursiones que le habría gustado.

Imágenes cedidas: Tedward Quinn en Unsplash, ENVATO, Nemanja .O. en Unsplash