El necesario viaje hacia la igualdad de una hotelería sostenible

El lema elegido por ONU Mujeres para la celebración del Día Internacional de la Mujer es «Igualdad de género hoy para un mañana sostenible». Los datos nos indican que nacer mujer sigue siendo desafortunadamente hoy un condicionante, y hacerlo en muchas partes del mundo influye en su suerte. El necesario camino hacia la igualdad de una hotelería sostenible pasa por comprender este punto.

Toda empresa responsable debería contribuir al objetivo marcado por Naciones Unidas. Esto pasa por asegurar la igualdad profesional, la igualdad de oportunidades, favorecer si es necesario a los colectivos más vulnerables y ofrecer unas condiciones de trabajo justas y decentes. Una responsabilidad moral para todas las empresas y, especialmente, para las globales y líderes.

Creo que ha llegado el momento de reivindicar el viaje de ida hacia una necesaria igualdad en el sector hotelero. Gracias al trabajo de muchísimas mujeres y, por supuesto, al apoyo de muchos hombres, se ha demostrado que estamos en un momento clave. La pandemia ha enviado un mensaje alto y claro. El siglo XXI será el de la transformación y justicia social o no será.

El papel de la mujer en el sector hotelero

Las mujeres tenemos un papel fundamental como motor de cambio. Debemos impulsar un nuevo liderazgo más diverso que nos ayude a contar con una representación más equilibrada en las empresas y luchar por un mundo más inclusivo y justo.

En los últimos años se han realizado algunos avances para normalizar aspectos como la necesaria reivindicación de mejoras en las condiciones de trabajo de algunas profesiones, la equidad salarial o la presencia de las mujeres en puestos de responsabilidad. A pesar de todo, todavía queda un largo camino por recorrer.

Abordar el papel de las mujeres en una industria como la hotelera es complejo y puede hacerse únicamente desde el reconocimiento de que somos un motor indispensable para el cambio. El 8 de marzo no es una efeméride más, es una oportunidad para realizar balance de los resultados obtenidos y un impulso para reforzar la acción.

Impulsando el cambio

En esta línea me gustaría compartir el trabajo que hemos acometido en estos últimos años en Accor. Fue en el año 2012 cuando lanzamos nuestra red de mujeres, la primera del sector turismo. Lo hicimos con dos objetivos claros: el acceso a posiciones directivas y luchar contra toda forma de discriminación.

Es verdad que contábamos entonces con una paridad real en el número de colaboradores. Pero, cuando subíamos a puestos de responsabilidad, léase dirección de hoteles, dirección de departamentos, operaciones o dirección de los países, el porcentaje bajaba hasta el 17%. Lo que hicimos fue sencillamente marcarnos unos objetivos. Soy de la opinión que esto es esencial, llámese cuota o KPIs. Es la manera efectiva de avanzar hacia los resultados.

Rebeca Ávila

Una empresa marca un objetivo, lo acompaña de un KPI concreto que pueda medir y de un plan de acción y acompañamiento. Al final, gracias a esto puede conocer los avances conseguidos y obtener resultados. En ese momento en Accor teníamos como objetivo llegar a un 35% de directoras de hotel y establecimos un plan de acompañamiento. Hoy, tengo el orgullo de confirmar que en Europa del Sur ya contamos con un 41% de directoras de hotel. Hemos llegado a ese momento en el que es habitual entrar en un hotel Accor y que esté liderado por una mujer.

Ahora toca hilar más fino y encarar nuevos objetivos, como las direcciones de operaciones, los comités de dirección y los consejos de administración. ¿Por qué? Porque es una cuestión de justicia e igualdad de oportunidades promocionar una presencia equilibrada de hombres y mujeres en los espacios de poder y toma de decisiones. Sabemos que hay muchas mujeres que están preparadas, con ganas de asumir nuevos retos y responsabilidades.

Analizar cómo acompañarlas en su crecimiento profesional para que puedan ocupar esos puestos directivos es nuestra determinación. Somos una empresa convencida de que la diversidad incide directamente en nuestra inteligencia colectiva. Por tanto, conseguir una igualdad en el empoderamiento económico y equilibrio en nuestros espacios de decisión es una prioridad.

Compromiso contra la desigualdad

También me gustaría compartir nuestro compromiso y empeño por luchar contra todo tipo de discriminación ejercida contra las mujeres. Desde el inicio de la crisis sanitaria, sabemos que se han disparado en el mundo todos los tipos de violencia contra las mujeres, especialmente la doméstica.

Según ONU Mujeres, una de cada tres mujeres en el mundo ha experimentado violencia física y/o sexual en algún momento de su vida. Un dato alarmante que debe abordarse con urgencia y ante el que no podemos cerrar los ojos. Para Accor los hoteles son, en su esencia, personas cuidando de personas. Por tanto, está dentro de nuestro ADN y nuestra filosofía de responsabilidad social contribuir a la erradicación de la violencia con ejemplos de acción específicos.

En 2021, Accor fue seleccionada por ONU Mujeres para unirse a su nuevo programa «Generación Igualdad». Liderando la Coalición contra la Violencia de Género, el fin era tomar acciones concretas para combatir el sexismo, el acoso sexual y la violencia doméstica. En España, cooperamos con la organización sin ánimo de lucro Entre Mujeres, creada para respaldar al colectivo de mujeres en riesgo de exclusión social mediante la formación.

Igualmente colaboramos intensamente con Mujeres Avenir, que trabaja por la igualdad en todos los ámbitos. También organiza conferencias internacionales para sensibilizar y visibilizar la violencia que sigue ejerciéndose hoy en muchas partes del mundo contra las mujeres.

Otros ejemplos son la activación en Brasil de la línea de ayuda 24/7 «Canal da Mulher Accor», que proporciona a los equipos de los hoteles un canal de comunicación seguro en caso de que experimenten abuso o violencia de género. En Turquía, Accor apoya a las mujeres víctimas de violencia ofreciéndoles capacitación en profesiones relacionadas con la industria hotelera para que puedan independizarse.

Hacia un futuro equitativo

A pesar de la incertidumbre que ha envuelto el mundo en los últimos años, pienso que entre todos podemos, y debemos contribuir, con pequeñas o grandes acciones, a revertir los paradigmas tradicionales.

Es importante aprovechar días señalados como el 8 de marzo para repensar los fundamentos de nuestra forma de funcionar como sociedad y en las empresas, desde una perspectiva más inclusiva. Así, podremos acercarnos al deseado horizonte de un futuro más justo y sostenible.

Artículo por Rebeca Ávila – Accor Hoteles

Imágenes cedidas: CoWomen en UnsplashZoe en Unsplash