EL VINO ALTOS DE LA FINCA Y EL MAZAPÁN DEL CHEF ADOLFO PROTAGONIZAN EL MEJOR ENCUENTRO DE LA NAVIDAD

La bodega Finca Constancia y Adolfo reúnen en la mesa dos productos artesanos elaborados con pasión y cariño. Se trata de Altos de la Finca y el mazapán navideño que este chef ha creado con este vino.

Llega la Navidad y, con ella, la ocasión de atreverse con un maridaje poco habitual. Se trata del que une un vino tinto singular, como Altos de la Finca de Finca Constancia, con un sabroso mazapán creado por el reconocido chef toledano Adolfo elaborado con el propio vino. Es la armonía perfecta que une el vino, uno de los grandes protagonistas de la Navidad, y el mazapán, dulce cuya historia está indisolublemente unida a la ciudad de Toledo.

Dos embajadores de Toledo que han diseñado este maridaje sorprendente que propone dar un paso más allá. Lo hacen con un encuentro de alta expresión basado en la fruta del vino, la uva, y el fruto seco del mazapán, la almendra. ¿Su resultado? Una explosión de sabor que embriaga y perdura en la memoria; una sucesión de perfumes golosos e intensos, con recuerdos sugerentes y aterciopelados que acaban con cremosidad y dulzura en el paladar. Sin duda, una unión que alegra el alma y activa los sentidos.

Es un encuentro gastronómico singular entre dos productos que comparten la misma filosofía en su elaboración, basada en la pasión desde su creación, y en el culto por la materia prima. Un entusiasmo que la enóloga Beatriz Paniagua y el chef Adolfo transmiten a Altos de la Finca y al mazapán que, unidos, ofrecen un postre original que no pasará inadvertido.

Disponible en la tienda online especializada Fernando Torres Vinos
Precio: 14,85 €.

* * *

Finca Constancia nace con una idea vanguardista de bodega y viñedo integrado, similar al tradicional concepto bordelés de los Châteaux. El espíritu de Finca Constancia queda reflejado en la frase del fundador de González Byass, Manuel Mª González, que, en una carta del 6 de junio de 1836, afirmaba: “No encuentro negocio más bonito que los vinos y a él exclusivamente me quiero dedicar”.

Finca Constancia cuenta con 200 hectáreas de viñedo, divididas en 70 parcelas diferenciadas por las condiciones naturales del terreno. Cada parcela es única y se vinifica por separado, dando como resultado los vinos de Parcela de Finca Constancia, la apuesta más importante de la familia González del siglo XXI.