Mūn Ferments lanza una nueva variedad de Paleobirra

Paleobirra Lemon es la primera “radler” con kombucha como base, una alternativa saludable a la cerveza con limonada, con tan solo 2 Kcal

La compañía Mūn Ferments, pionera en la elaboración de té fermentado ecológico y envasado en vidrio, celebra el 4º aniversario de su variedad más alternativa. Paleobirra, con Kombutxa® como base e infusión de lúpulo, salió al mercado en julio de 2017. Desde entonces, ha ido ganando adeptos y se ha convertido en una auténtica top ventas de la marca.
 
Para conmemorar la efeméride, Mūn Ferments ha hecho un restyling de Paleobirra. El diseño, que ha sido responsabilidad del estudio de diseño Regina Puig, es mucho más fresco, conservando los colores y tipografía originales. La receta original, continúa intacta. “Son muchos los que han convertido Paleobirra en su alternativa saludable a la cerveza”, explica Jordi Dalmau, fundador de la compañía.


 “Cuando empezamos a elaborar Kombutxa® queríamos hacer la que nos hubiera gustado encontrar en tiendas cuando empezamos a consumirla. Sinceramente, creo que lo hemos conseguido con creces y estamos orgullosos de elaborar la kombucha con menos azúcar residual del mercado europeo”, asegura Dalmau. “Paleobirra, que empezó como un auténtico divertimento porque echábamos de menos la cerveza, ha conseguido cautivar a nuestro público”. “Sus fans han ido creciendo sin parar y merecía una imagen acorde al amor que éstos le brindan”. A parte del hecho que sabe, huele y tiene el aspecto de cerveza, el responsable de Mūn Ferments atribuye el éxito de Paleobirra a que tampoco contiene ningún cereal, a que tiene menos de 1,2 grados de alcohol y a que solo lleva 0,20 gramos de azúcar por cada 100 mililitros de producto. “Es como una cerveza sin, pero tampoco lleva gluten porque no usamos ningún cereal. Además, conserva las propiedades de la kombucha: es probiótica, digestiva y desintoxicante. Esto ha hecho que al consumidor le guste muchísimo y la aprecie, incorporándola como una nueva bebida”.
 
Y también una nueva variedad
Pero las novedades de Mūn Ferments no se acaban aquí. La compañía, que tiene sede en Mataró, a 30 kilómetros de Barcelona, ha aprovechado el aniversario para lanzar una variedad nueva de Paleobirra. Lemon es la hermana divertida de Paleobirra. Una versión de las radler que, en vez de refresco de limón, contiene zumo de limón, infusión de hierba limón y cilantro, además de una chispa de estevia. “Nadie va a echar en falta tomarse una cerveza con limonada cuando le digamos que si se sirve una Paleobirra Lemon en la copa, bien helada, solo estará tomando 0,16 gramos de azúcar por cada 100 mililitros, que todos los ingredientes son absolutamente naturales y de procedencia ecológica”, concreta DalmauPaleobirra Lemon contiene 2 calorías, lo que supone hasta unas 40 veces menos que las cervezas con limón que se pueden encontrar en tiendas.
 
Ya en preventa
Paleobirra Lemon, totalmente inédita en el sector, se ha puesto en preventa únicamente en la web de Kombutxa® kombutxa.com/shop. Los pedidos se entregarán en estricto orden de pedido a partir del 26 de julio. “Hemos querido premiar a los que son más fieles y también a los que, sin haber probado un producto radicalmente distinto y nuevo, se atreven a ser los primeros”, apunta el fundador de Mūn Ferments.
 
Con solo un día a la venta, Paleobirra Lemon ha agotado prácticamente todo el stockDalmau asegura: “hemos activado al máximo la maquinaria. Nadie quedará desabastecido e iremos sirviendo los pedidos a la mayor celeridad”.
 
Sin pasteurizar y sin azúcar
Mūn Ferments elabora Kombutxa® desde 2015. Fue la primera compañía del territorio español en elaborar una kombucha sin pasteurizar, envasada en vidrio, con ingredientes reales, de primera calidad y ecológicos. Casi 6 años después de su nacimiento, la compañía tiene 9 variedades distintas que comercializa directamente en kombutxa.com/shop y también en más de 6.000 puntos de venta físicos de la Península, Baleares y Canarias.
 
Las 9 variedades oscilan entre los 0,16 y los 1,8 gramos de azúcar residual por cada 100 mililitros de producto. Esta cantidad es tan baja que permite que el producto sea estable sin frío, no necesitando refrigeración para su conservación y transporte.  
  Sobre Kombutxa
La compañía Mūn Ferments nació hace 6 años cuando Jordi Dalmau descubrió las virtudes del kombucha, un té fermentado con orígenes milenarios situados en la antigua China, para poner remedio a las molestias que le ocasionaba el síndrome de Gilbert del que fue diagnosticado a los 13 años. Ingeniero de profesión, decidió emprender para elaborar y comercializar la primera kombucha ecológica de España, elaborada artesanalmente, con productos 100% naturales, de primera calidad y ecológicos y envasada en vidrio.
 
En este periodo, Mūn Ferments ha puesto en funcionamiento la planta de elaboración de té fermentado más grande del sur de Europa desde donde elabora de principio a fin las 8 variedades de KombutxaÒ, que comercializa en más de 5.000 puntos de venta del territorio español, incluyendo herbolarios, tiendas ecológicas y gourmet, grandes superficies, restaurantes y cafeterías. KombutxaÒ también se puede comprar online a través de la web de la compañía kombutxa.com/shop. Además, la empresa ha iniciado su internacionalización, que consolidará los próximos años.